26/04/2014
27 de Abril aniversario de la elección que consagró a Néstor Kirchner Presidente

Un nuevo amanecer de La Patria



El 27 de Abril de 2003 la voluntad electoral expresaba en las urnas que debía haber una segunda vuelta entre las fórmulas Menem-Romero y Kirchner -Scioli para definir los cargos de presidente y vice y al no registrarse las diferencias que nuestra constitución establece. Pocos recordarán tal vez que muy cerca de ingresar como segundo estuvo la fórmula que encabezaba Ricardo López Murphi, que había sido por pocas horas Ministro de Economía del gobierno de La Alianza, una construcción política que con eje en la Unión Cívica Radical llego para terminar con el Menemismo pero se fue con mucha pena y sin gloria habiendo claudicado en todos los órdenes, en particular en lo económico cuando procuraron continuar el esquema de la convertibilidad de la década de los noventa recurriendo a Domingo Cavallo, ejecutor de la política más devastadora que sufrió La Argentina en su historia. Cuando hoy se observa a personajes que apoyaron o protagonizaron esa etapa hablar en tono crítico de algunas acciones de este gobierno nacional, resulta necesario apelar a la verdad histórica para recordar que el gobierno de Fernando De La Rua completo la nómina de desatinos con una represión ordenada desde el poder que dejo el saldo de más de 30 muertos y centenares de heridos.


Es en ese contexto, intencionalmente omitido por la corporación comunicacional dominante, que asume unas semanas más tarde Néstor Kirchner la Presidencia. Con más desocupados que votos y soportando el intento deslegitimador del Menemismo, primer intento desestabilizador de los sectores del privilegio que de algún modo presumían que ese flaco desgarbado protagonizaría -al decir de Ricardo Forster- la anomalía de una historia de Patria que por obra de algún Dios argentino torció el destino de colonia subalterna, de pobreza social y cultural que nos parecía asignado, para iniciar una nueva etapa que nos puso en pocos años entre las sociedades más igualitarias del planeta.
Así cómo Evita nos prometía en su tiempo que aún con la enorme pérdida de su presencia física, el pueblo levantaría su nombre para llevarlo como bandera a la victoria, nosotros debemos reflexionar en este día sobre los logros alcanzados y sobre lo que falta por hacer. Militar junto a nuestro pueblo para fortalecer la mística que nos ayude a sobreponernos a las adversidades y entre todos, construyendo organización, unidad y solidaridad, ejercer el derecho a la verdad histórica de esta década pasada y junto a los múltiples derechos conquistados, levantar junto a Evita y Perón el nombre referencial de Néstor Kirchner para llevarlo CON EL PUEBLO A LA VICTORIA.


Secretaria de la Mujer del PJ
Consejo Nacional Justicialista

 
 
 
 
WABES