23/04/2014

DIA NACIONAL DE LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN



La Banca de la Mujer del Senado de la Nación ha emitido dictamen favorable a un proyecto de Ley de autoría de las Senadoras Teresita Luna y Sigrid Kunath. El mismo instituye el 11 de marzo de cada año, como el DIA NACIONAL DE LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, ya que en esa fecha del año 2009 fue sancionada la LEY 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.


De esta manera se pone de relieve no solo la subsistencia de una forma de violencia de género ejercida por los medios de comunicación respecto de las mujeres, sino también la necesidad de la aplicación de los principios de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual desde una posición no sexista ni discriminatoria, sino por el contrario plural e inclusiva. Esta sería una mirada crítica y superadora que motivaría una creciente concientización de la sociedad sobre la problemática de la violencia de género y violencia contra las mujeres, buscando en definitiva, la erradicación de todo tipo de prácticas violentas.
La Senadora Luna, coautora del proyecto, puso de relieve la necesidad de interesar en el contenido del mismo no solamente a la Sra, Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Cynthia Octaviano, sino también al titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual Dr. Martin Sabbatella, son el objeto de que por medio de ellos se haga extensivo a la actividad de los medios en las provincias, donde las formas de violencia de género a través de la comunicación son frecuentes y exacerbadas.
En el marco de este proyecto de país plural, con ampliación de derechos para todas y todos, la violencia mediática es una rémora de épocas superadas. Por ello el proyecto tiene por objeto “promover en los medios la protección y salvaguarda de la igualdad entre mujeres y hombres y el tratamiento plural, igualitario y no estereotipado, evitando toda discriminación por género u orientación sexual”.-

 
 
 
 
WABES