15/09/2013

“Sin Clientes no hay trata”



La Senadora Nacional Teresita Luna hizo referencia a la media sanción que obtuvo el proyecto tendiente a penalizar el consumo de trata de personas, y valoro "este paso que es penalizar al cliente, como lo dicen todas las convenciones y tratados internacionales y nosotros lo ratificamos:” Sin clientes no hay Trata"


Continuo: “Estamos dando un nuevo paso en el endurecimiento de las penas para quienes, no solo atentan contra la integridad sexual de niños, adolescentes y mujeres sino que también son cómplices de su secuestro y explotación sexual, al tener pleno conocimiento de que son víctimas de trata"
El proyecto que busca modificar el Código Penal y agregarle el artículo 145 quater que prevé penas de entre 1 y 10 años, a quien demande, consuma o utilice los servicios de víctimas de explotación sexual, con conocimiento de que las mismas fue producto de la trata de personas, surge del consenso de iniciativas del oficialismo y del peronismo disidente.

Luna manifestó, “durante estos años se ha trabajado fuertemente en lograr la visibilización del delito, y en tomar conciencia que junto a la prostitución se encuentra la explotación sexual, la violencia, y la separación forzosa de niños y adolescentes de sus hogares. Con esta iniciativa estamos completando los avances legislativos logrados en el último tiempo para luchar contra este delito”.

La norma prevé entre tres y seis años de prisión en caso de que la víctima sea mayor de 18 años o cuando el cliente se valga de abuso de autoridad, amenaza o como recepción de pagos para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre la víctima, así como cuando sea ascendiente, descendiente, cónyuge, afín en línea recta, colateral o conviviente, tutor, curador, autoridad o ministro de cualquier culto reconocido o no, o encargado de la educación o de la guarda de la víctima. La misma pena le cabría a los clientes que fueran funcionarios públicos o miembros de una fuerza de seguridad, policial o penitenciaria mientras que, si la víctima es menor de edad las penas aumenta entre cuatro y diez años y, finalmente, si fuese menor de 13 años, serán de entre 10 y 15 años.

La legisladora concluyó “seguiremos trabajando para acorralar a quienes cometen delitos que atentan y lucran con la dignidad de los más vulnerables: niños, adolescentes y mujeres. Continuaremos reforzando las medidas tomadas en el último tiempo: como la sanción de la llamada “ley de trata” y la “ley de delitos informáticos”; adecuándonos a lo establecido en el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas que complementa la Convención de Naciones Unidas, vigente en Argentina desde diciembre de 2003.

 
 
 
 
WABES