03/06/2012

Documento de la Corriente Nacional de la Militancia



El grupo que conforma la senadora nacional Teresita Luna, emitió un documento en relación a los últimos fenómenos económicos que se presentan en el país. En la declaración afirman la necesidad de “desdolarizar la economía”.
La Corriente Nacional de la Militancia tiene como referentes a Agustín Rossi, Daniel Filmus, Emilio Pérsico, Edgardo Depetris, Jorge Taiana, Ricardo Forster, Fernando “Chino” Navarro, entre otros dirigentes nacionales quienes reunidos en Capital Federal diseñaron el siguiente documento.


Desdolarizar la economía para profundizar el modelo

Los integrantes de laMesa de Conducción de la Corriente Nacional de la Militancia, reunida en su sede de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires:

· Denunciamos con claridad que detrás de la cuestión del dólar hay un claro intento de las corporaciones económicas para forzar una devaluación abrupta del tipo de cambio.

· Manifestamos nuestro total apoyo a las medidas tomadas por distintos organismos de la administración nacional tendientes a avanzar en una desdolarización de la economía argentina.

· Consideramos que ha llegado el momento de dar con todas las fuerzas una real batalla cultural contra la incidencia del dólar en el comportamiento económico de los argentinos.

Llevamos 9 años de crecimiento económico ininterrumpido, con un incremento del producto mayor al 70 % y un promedio anual de crecimiento del PBI del 7,7 %.

Las políticas económicas virtuosas impulsadas por este proyecto crearon 5 millones de puestos de trabajo, bajando la desocupación del 22,5 % al 7 % y reduciendo el empleo informal del 50 % al 33 %. La participación de los trabajadores en la distribución de la renta creció en 9 años del 34 % al 49 %.

Desarrollamos la industria sin que deje de crecer la actividad primaria. Creció nuestro sector externo al mismo tiempo que creamos un mercado interno fuerte y robusto. Esto lo podemos constatar en todas nuestras provincias y municipios. Hemos dado muestras sobradas desde el 2003, de que la mejor inversión económica es apostar por la producción y el empleo.

El tipo de cambio competitivo fue, es y será (a través de una flotación administrada) un pilar de nuestro modelo económico. Con esta metodología terminamos con los movimientos bruscos de apreciación y de devaluación que caracterizaron la historia económica contemporánea. Néstor y Cristina demostraron que la política económica ya no se conduce a los “volantazos”.

Queremos un tipo de cambio que potencie el sector externo, que impulse las exportaciones industriales y que haga competitivas a nuestras empresas. Pero no creemos que estos objetivos deban alcanzarse a costa del empobrecimiento de los argentinos.

Estamos convencidos de que detrás de la histeria mediática sobre el dólar hay corporaciones económicas que impulsan una devaluación del peso. Algunos, quieren compensar por precio sus ingresos por exportaciones. Otros, quieren a través de una devaluación licuar el efecto positivo de las paritarias en sus estructuras de costos. Sea cual sea el motivo, una minoría quieren ganar a costa de la mayoría del pueblo.

La Argentina cambió. Pero ellos siguen anclados en el pasado. No podemos olvidar que la enorme mayoría de los argentinos cobran en pesos, viven en pesos, piensan en pesos, planifican su futuro en pesos. No es posible que una ínfima parte de la población que opera y ahorra en dólares le fije las reglas de juego a la inmensa mayoría del pueblo argentino.

Ciertamente, las corporaciones logran instalar el debate sobre el dólar porque la complicidad de los medios hegemónicos encuentra aún latente una cultura económica referenciada en el dólar. No es casual: fueron décadas de inestabilidades macroeconómicas; de ciclos de expansión y estancamiento; de devaluaciones constantes y procesos hiperinflacionarios galopantes.

Somos conscientes de que la memoria económica de los argentinos nos juega en contra. Si bien Néstor y Cristina cambiaron definitivamente el eje de la política económica, subyace entre nosotros una cultura dolarizada que debemos enfrentar con decisiones acertadas y con argumentos sólidos. El desafío es grande, pero estamos convencidos de que es el momento de abordarlo.

Como siempre dice la Presidenta, ella sola no puede. Por eso, convocamos a todos a sumarse este objetivo que puede cambiar definitivamente el patrón desde el cuál se piensa, se planifica y se construye cotidianamente la vida económica nacional.

Convocamosa todos los cuadros políticos y militantes de nuestra fuerza política a dar la discusión pública en las calles, en las universidades, en los centros comunitarios, con los vecinos, amigos y familiares, para que todos comprendan que los logros obtenidos en estos 9 años de transformaciones no pueden ponerse en riesgo con conductas individualistas o de grupo que afectan el interés general.

Y a los 40 millones de argentinos y argentinas les decimos: confíen en la conducción política y económica de nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner que, junto a Néstor Kirchner desde el 25 de mayo de 2003, ha dado muestras sobradas de capacidad para administrar el país aún en momentos complejos poniendo siempre, por encima de todo, el bienestar del pueblo argentino, principalmente de los que más necesitan del cuidado y la protección del Estado.

A los 31 días del mes de mayo de 2012.

Agustín Rossi- Daniel Filmus - Emilio Pérsico - Edgardo Depetris – Jorge Taiana - Ricardo Forster –Fernando “Chino” Navarro –Francisco “Barba” Gutiérrez - Guillermo Carmona (Mendoza) - Teresita Luna (La Rioja) - Carmen Nebreda (Córdoba) –Roberto Robledo (La Pampa) - Mario Secco (Ensenada) - Mariano West (Moreno) - Ruperto Godoy (San Juan) - Julio Solanas (Entre Ríos) - Fabián Ríos (Corrientes) - Claudia Giaccone (Santa Fe) - Gabriel Fuks y Mara Brower (Ciudad de Buenos Aires) - Adriana Puiggrós y Daniel San Cristóbal (Frente Grande)

 
 
 
 
WABES