10/03/2012
Nota publicada en www.pagina12.com.ar -

“Se hizo mucho, pero falta”



Mirtha Teresita Luna - Senadora del FpV-La Rioja.


Nuestra Presidenta, en su discurso inaugural, dio algunas pautas sobre las que debemos trabajar para que, de una vez por todas, comencemos a avanzar en políticas de género. La reforma al Código Civil trae temas profundos que se dirigen a crear un marco regulatorio más favorable a la mujer, como los contratos prematrimoniales y el reconocimiento de las uniones de convivencia. También debemos definitivamente abordar el problema de los femicidios. Y nadie mejor que nosotras para poder entender cuestiones tan delicadas en la vida de una mujer como tomar la decisión de someterse a un aborto. Debemos encarar el tema con mucha seriedad y no con el doble discurso tanteando si digo o hago tal cosa no sé si tendré o no votos. La realidad indica que los porcentajes de mujeres de escasos recursos que mueren a causa de abortos mal practicados son mucho mayores que en el caso de mujeres de posición económica más holgada.
A pesar de haber hecho mucho, todavía nos quedan temas muy duros sobre los que debemos trabajar. La problemática de la violencia contra la mujer hace necesaria la profundización y coordinación de acciones para eliminar las situaciones de agresión contra la mujer tanto en el ámbito público como en el privado. Es tristísimo el relato de muchas mujeres que deben soportar un abuso sexual por parte de sus propias parejas. Sus denuncias no se toman con seriedad. Las mujeres, aunque sean esposas o parejas, no son propiedad de nadie. Debemos federalizar la creación de refugios para las víctimas donde ellas puedan encontrar contención y sean guiadas y acompañadas por un equipo interdisciplinario y profesionalizado en el tema, y que hagan una real contención a la víctima. Hay que lograr desarticular la trata de personas ahondando en la investigación y creación de un cuerpo especial que pueda detectar tan aberrante delito desde su origen. En otro orden, debemos penetrar en aquellas sociedades que aún conservan rasgos feudales, como muchas de las provincias del norte de nuestro país, para lograr que la igualdad de trato y de oportunidades sea ejercida por el conjunto de las mujeres argentinas.


Fuente: http://www.pagina12.com.ar

 
 
 
 
WABES