23/01/2012

Ayudan a familia del barrio Luz y Fuerza



Lo hizo Teresita Luna, quien se acercó hasta el hogar de la familia Díaz para cumplir con el compromiso que había asumido de entregarles una heladera. Asimismo les informó que están avanzadas las gestiones para solucionar el problema habitacional de los mismos”.


En la oportunidad, Luna indicó que días atrás se hizo presente en el lugar “y pudimos constatar que a esta familia le faltaba su heladera y que necesitaban una vivienda. Hoy estamos cumpliendo parte de ese compromiso, y me es grato decir que también vinimos a informarles que las gestiones para que sean incluidos en algunos de los planes con los que cuenta el Gobierno”.

Manifestó además “hay muchas familias de Capital en condiciones similares, que viven en lugares donde es muy difícil llevar el plan no sólo porque no tienen sus escrituras al día sino por las características del terreno”. Agregó que “concienciamos a las familias de que es mejor trasladarse a otro lugar con el fin de que su problema pueda ser resuelto para cumplir el sueño de toda familia: tener un lugar digno donde vivir, donde puedan vivir sus hijos y se desarrollen normalmente”.

La legisladora resaltó que “como Estado tenemos interés en apoyar a aquellas familias con chicos que quieren salir adelante y que están decididos a acompañar y priorizar la educación de los mismos. Nosotros estamos recorriendo la ciudad pidiendo el acompañamiento de los padres ya que necesitamos que ellos alienten el estudio de sus hijos así como los controles médicos periódicos que les garanticen un crecimiento integral”.

La beneficiaria de esta ayuda, María de los Ángeles Díaz, recordó que Luna llegó hasta su hogar en ocasión de una tormenta a preguntar qué necesitaban y que “justo se nos había quemado la heladera por filtraciones en el techo por lo que la senadora se comprometió en acercarnos una heladera y nos explicó porqué teníamos que trasladarnos a otro lugar para que nos puedan dar una vivienda”.

Al respecto valoró que “la verdad que no la esperábamos, pero ella volvió a cumplir su palabra y a traernos ropa y calzado y sobre todo, la noticia de que el sueño de tener una casita está cada vez más cerca”. Díaz agradeció “el gesto desinteresado que tuvo y porque cumplió con su palabra. Nos alegró pensar que alguien piensa y se acuerda de nosotros”.

María de los Ángeles sostuvo que “tratamos de priorizar que nuestros hijos no dejen de estudiar porque hoy, para desempeñarse en cualquier trabajo por menor que sea, necesitan de un estudio por eso no queremos que ellos pasen en un futuro lo que yo y mi marido estamos pasando”.

Por su parte, la vecina destacó el esfuerzo de la familia para salir adelante y del acompañamiento de la senadora Luna en su tarea. “Siempre que hay una necesidad la senadora se hace presente para traer una solución, y más en casos como éste en el que uno puede ver que más allá de los recursos, existe la voluntad de progresar”.

 
 
 
 
WABES