25/11/2011

“La política es un ámbito muy machista”



Lo dijo la vicegobernadora de la provincia, Teresita Luna, en su despedida al frente de la Cámara de Diputados de la provincia. El miércoles próximo asumirá como senadora nacional.


Este jueves asumieron los nuevos diputados provinciales de La Rioja. La sesión fue presidida por Teresita Luna, a cargo del Ejecutivo provincial, ante la ausencia del gobernador Beder Herrera.

Tras el acto protocolar, y ya habiendo renunciado como titular del Poder Legislativo, la senadora nacional electa reflexionó sobre su gestión como vicegobernadora y en relación al lugar de la mujer en la comunidad, y en particular en la esfera política.

En el primero de los casos, confesó: “Hubo muchas cosas que faltaron, que me hubiese gustado que se hicieran; pero creo que lo mejor que hice fue poner buena fe en las cosas que hice. Algunas me salieron bien, otras no tanto; pero, fundamentalmente se hizo de muy buena fe, y cuando se hacen así, las cosas se dan y se dan bien”.

Asimismo, proyectándose en su tarea como parlamentaria nacional auguró un trabajo conjunto con el Municipio y la Provincia “para traer las mejores respuestas a La Rioja”.

Por otra parte, reseñó su rápido periplo que la depositó en la Legislatura provincial. Recordó que se desempeñó como diputada provincial por dos años, previo a ocupar el segundo cargo en jerarquía institucional. A partir de ello, “he aprendido a respetar algunas rispideces que se han originado justamente porque creían que yo no venía de la política, cosa totalmente errada”, dijo; e inmediatamente expresó: “sigo sosteniendo, por mas que a algunos no les guste, que estamos en una sociedad profundamente machista, por más que declamemos lo contrario; especialmente en la política: es un ámbito muy machista”.

En esta línea, llamó a la reflexión a sus congéneres. “Las mujeres vamos a tener que seguir fortaleciéndonos porque lo importante no es sólo llegar por el cupo femenino sino demostrar además que nosotras tenemos también capacidad de administración, capacidad de mando, y tenemos también ambición de poder; y cuando está en su justa medida y se sabe lo que se quiere, eso es bueno, los hombres lo van a terminar entendiendo”, manifestó.

 
 
 
 
WABES